137 frases de Dios que transformarán tu vida (cortas y hermosas)

Querido Jesús...

Querido Jesús, espero sepas que te tengo presente en cada uno de mis días y en cada una de mis decisiones.

Llevo a Jesús en mi...

Llevo a Jesús en mi corazón, es mi guía y mi consuelo, mi mejor compañero.

Jesús fue y es una inspiración...

Jesús fue y es una inspiración para todos los que soñamos y creemos en que podemos ser mejores personas.

Jesús es ese ideal...

Jesús es ese ideal perfecto que tenemos que seguir para vencer cualquier inconveniencia con calma y serenidad.

Agradezco a Dios por hacer...

Agradezco a Dios por hacer que mi camino en la vida sea perfecto.

Dios siempre está presente...

Dios siempre está presente en cada una de mis decisiones, pues ¡Él sabe lo que es mejor para mí!

Dios, siempre que miro...

Dios, siempre que miro al cielo te agradezco lo fuerte que me haces, y la sabiduría con la que guías mis pasos.
 

Jesús reina en mi casa...

Jesús reina en mi casa, en mi vida y en cada uno de mis actos.

Dios nos dotó...

Dios nos dotó con talentos y dones, pero para poder progresar no debemos olvidarnos nunca de ser humildes.

Dios, a veces cierro los ojos...

Dios, a veces cierro los ojos y sonrío porque recuerdo que siempre estás conmigo.

Mi fe hacia Dios no se puede medir...

Mi fe hacia Dios no
se puede medir, pues
es infinita, y tampoco
tiene caducidad, pues
será eterna.

Gracias por darme la fuerza...

Dios, gracias por darme la fuerza que necesito para afrontar todos los retos de la vida.

Siento paz...

Siento paz, serenidad y una fe inquebrantable. ¡Sé que todo esto es gracias a ti, Dios!



No importa donde estás o que...

No importa donde estás o qué momento del día es, siempre es una buena ocasión para agradecer a Dios.

Saber que estas en nuestras vidas...

Dios, saber que estas en nuestras vidas es una bendición. ¡Gracias!

Hoy abrí mis ojos...

Hoy abrí mis ojos, entró aire a mis pulmones y mi corazón latió. ¿Cómo no agradecerte Dios?

Cuando pienso en las bondades...

Cuando pienso en las bondades de Dios, todo se hace más fácil. ¡Gracias, Señor!

Los motivos por los que dar gracias...

Los motivos por los que dar gracias a Dios son infinitos.

Todos los días al levantarme...

Todos los días al levantarme te agradezco la vida porque a pesar de sus altas y bajas es hermosa. ¡Gracias Dios!

Mi fe en ti...

Mi fe en ti, Dios, es infinita como las olas del mar.