Frases de Dios

Siento paz...

Siento paz, serenidad y una fe inquebrantable. ¡Sé que todo esto es gracias a ti, Dios!

Juntemos nuestras manos y...

Juntemos nuestras manos y hagamos una oración, es la mejor manera de agradecer a Dios.

Hablar contigo...

Hablar contigo, Dios, me mantiene fuerte y me da la claridad necesaria para saber qué camino elegir.

Los motivos por los que dar gracias...

Los motivos por los que dar gracias a Dios son infinitos.

No importa donde estás o que...

No importa donde estás o qué momento del día es, siempre es una buena ocasión para agradecer a Dios.

Gracias por darme la fuerza...

Dios, gracias por darme la fuerza que necesito para afrontar todos los retos de la vida.

No hay nada más importante...

No hay nada más importante que cumplir con tu voluntad, Dios.

Hace mucho que...

Hace mucho que solté mis preocupaciones y las dejé en las manos de Dios.

Saber que estas en nuestras vidas...

Dios, saber que estas en nuestras vidas es una bendición. ¡Gracias!

A veces somos frágiles...

A veces somos frágiles para aguantar los golpes de la vida. En esos momentos yo recurro a la oración, porque sé que Dios me escucha y eso me da energía.

Cada vez que siento miedo...

Dios, cada vez que siento miedo pido que se haga tu voluntad, y sé que lo que pase será lo mejor.

Aquello que importa en la vida...

Aquello que me importa en la vida es lo que me lleva a Dios.

Cuando creas que ya no puedes...

Cuando creas que ya no puedes más, Dios te dará las fuerzas que necesitas para continuar.

Por hacer que cada mañana...

Gracias, Dios, por hacer que cada mañana salga el sol.

Somos el bien más preciado...

Somos el bien más preciado de Dios. ¡Demostremos con buenas acciones que merecemos serlo!

Hasta en las peores tempestades...

Hasta en las peores tempestades, esta Dios con un paraguas.

Hubo un día en que anduve perdido...

Hubo un día en que anduve perdido, pero encontré mi camino de la mano de Dios.

Si hay algo de lo que...

Si hay algo de lo que no me olvido cada día, es de agradece a Dios.

Gracias Señor...

Gracias Señor porque me amas, me cuidas y siempre quieres lo mejor para mi.

Gracias Señor porque me das tanta alegría...

Gracias Señor, porque me das tanta alegría.