Frases para dar Gracias a Dios

Doy gracias a Dios...

Doy gracias a Dios por guiar mis pasos y no abandonarme nunca.

Gracias a Dios por su inmensa bondad...

Gracias a Dios por su inmensa bondad, que me acompaña y me da fuerzas todos los días.

Gracias Dios por darme la tranquilidad

Gracias Dios por darme la tranquilidad necesaria para enfrentar las dificultades que me aparecen en la vida.

Gracias dios por no olvidarte...

Gracias, Dios, por no olvidarte nunca de mi.

Gracias Dios por obsequiarnos...

Gracias, Dios, por obsequiarnos con salud a mi y a mi familia.

Hoy abrí mis ojos...

Hoy abrí mis ojos, entró aire a mis pulmones y mi corazón latió. ¿Cómo no agradecerte Dios?

Todos los días al levantarme...

Todos los días al levantarme te agradezco la vida porque a pesar de sus altas y bajas es hermosa. ¡Gracias Dios!

Los motivos por los que dar gracias...

Los motivos por los que dar gracias a Dios son infinitos.

Siento paz...

Siento paz, serenidad y una fe inquebrantable. ¡Sé que todo esto es gracias a ti, Dios!

Saber que estas en nuestras vidas...

Dios, saber que estas en nuestras vidas es una bendición. ¡Gracias!

Te agradezco mi Dios...

Te agradezco, mi Dios, por todas las bendiciones que ya recibí e iré a recibir, ¡pues sé que nunca me abandonarás!

Gracias Señor...

Gracias Señor porque me amas, me cuidas y siempre quieres lo mejor para mi.

Agradezco al señor por cuidar de mi...

Agradezco al Señor por cuidar de mi y de los míos a cada momento.

Gracias Señor porque me das tanta alegría...

Gracias Señor, porque me das tanta alegría. 

Le doy gracias al Señor...

Le agradezco al Señor por la familia que tengo: bondadosa, afectuosa y respetuosa.

La fé es nuestro bien más preciado...

La fé es nuestro bien más preciado; gracias Señor por mantenerla viva.

Soy una persona bendecida...

Soy una persona bendecida. ¡Señor, gracias por llevarme de la mano hacia mi mejor futuro!

Hoy la vida...

Hoy la vida me ha regalado un día más, ¡gracias Señor!

Todo lo que siento...

Todo lo que siento hacia ti, Señor, es gratitud.

Mi gratitud hacia ti...

Mi gratitud hacia ti aumenta con el paso de los días ¿Y cómo no estarlo? Si me amas a pesar de mis pecados.