Palabras de Orgullo para mi Hija

Me llena el corazón de orgullo hija...

Con cada uno de los pasos que das se me llena el corazón de orgullo, hija, ¡y eso me pasa desde que naciste!

Hija mía, vivo con orgullo...

Hija mía, vivo con orgullo
desde el momento en que
te tuve en brazos por primera vez
y vi tu hermosa carita.

Hija, para mi sentir orgullo...

Hija, para mi sentir
orgullo por ti es
como respirar,
¡lo hago todo el tiempo!

Hija, eres mi sueño de vida...

Hija, eres mi sueño de vida, la ilusión de mis mañanas y el orgullo de cada día.

Hija, cuando pienso en ti...

Hija, cuando pienso en ti y en todo lo que has logrado siento un orgullo que no puede compararse a nada.

Camino por la vida con orgullo...

Camino por la vida con orgullo por tener la hija que tengo, ¡valiente, trabajadora y buena persona!

Tener una hija como tú es un privilegio...

Tener una hija como tú
es un privilegio, ¡despertar
cada mañana sabiendo
que tengo es puro orgullo!

Solo quien tiene una hija...

Solo quien tiene una hija puede entender el orgullo que se siente al mirarla.

Siempre cuidaré de ti...

Hija, lo que más claro tengo en esta vida es que siempre cuidaré de ti y que el orgullo que me haces sentir, nunca cesará.

Hija, si tuviese que guardar...

Hija, si tuviese que guardar el orgullo que siento por ti en un a caja, tendría que ser del tamaño del universo.

Hija mía desde tu primer día de vida...

Hija mía, desde tu primer día de vida lo que más me ha importado es demostrarte todo mi amor y todo el orgullo que siento por ti.

Hija mía, acompañarte en la vida...

Hija mía, acompañarte en la vida para mi es un regalo y motivo de orgullo diario.

Hija eres una bendición...

Hija eres una bendición de Dios y motivo de orgullo diario.



Hija, cuando naciste...

Hija, cuando naciste no tenía ni idea de que cada día que pasara iba a sentir más orgullo de tenerte.

Cada día aprendo algo...

Cada día aprendo algo nuevo contigo, y eso me llena de orgullo, hija mía.

Hija, eres tan pequeñita...

Hija, eres tan pequeñita y ya siento tanto orgullo por ti, que no me puedo imaginar como será a medida que crezcas. ¡Te amo!

El orgullo es un sentimiento...

El orgullo es un sentimiento que solo una hija tan maravillosa como tú, puede hacerme sentir.

Pasan los años...

Pasan los años y con ellos crece y crece el orgullo que siento por ti, hija mía.

Hija, no hay un amor...

Hija, no hay un amor ni un orgullo más inmenso y sincero que el que yo siento por ti.

El sentido de mi vida viene...

El sentido de mi vida viene
cuando naces tú y empiezo
a sentir orgullo por ti, hija mía.