Frases de Motivación

Mira hacia atrás...

Mira hacia atrás, ¿Estas mejor? Entonces sigue adelante.

Arriésgate...

Arriésgate, toma nuevas
decisiones, y verás como
la motivación viene sola.

Que nunca te falte...

Que nunca te falte el coraje
para ir detrás de lo que
consideres correcto.

Recuerda que...

Recuerda que tienes que dar un paso a la vez, pero siempre hacia adelante.

Seamos como los caballos...

Seamos como los caballos y saltemos los obstáculos.

No dejes que una piedra...

No dejes que una piedra en el camino se convierta en algo que te impida avanzar.

Elige tu camino con sabiduría pero...

Elige tu camino con sabiduría pero escucha también a tu corazón.

Mientras más grande...

Mientras más alta sea la montaña, más grande será tu logro.

Mantener siempre la cabeza...

Mantener siempre la cabeza erguida es el secreto de los vencedores.

No pares, busca nuevas metas...

No pares, busca nuevas metas que alcanzar, pues llegar a ellas te dará una gran felicidad.

Tienes todo lo necesario...

Tienes todo lo necesario para ganar la batalla, ¡confía en ti!

Establece una meta y no dudes...

Establece una meta y no dudes en ir hacia ella, pues si te mantienes enfocado, podrás alcanzar todo aquello que te propongas.

Sé que puedes conseguirlo...

Sé que puedes conseguirlo,
pero no dejes de lado la
constancia y el esfuerzo,
pues el éxito no llegará solo.

Nunca me rendiré ante la adversidad...

Nunca me rendiré ante la adversidad pues sé que tengo fuerzas para pelear hasta el final.

Si ya has superado obstáculos...

Si ya has superado obstáculos
que no imaginabas que
podías superar, imagina todo
lo que aún puedes hacer.

Comienza por...

Comienza por escalar un árbol, luego una montaña y ¿Por qué no? ¡Un rascacielos!

La presión...

La presión siempre saca lo mejor de ti en el momento que menos esperas.

No desistas...

¡No desistas! ¡Estás a algunos pasos de llegar a la meta!

Los obstáculos...

Los obstáculos nos hacen más fuertes, más expertos y mucho más valientes.

Es momento de que...

Es momento de que te levantes y luches por aquello que hace brillar tus ojos.