Palabras de Orgullo para mi Hijo

Hijo, te miro avanzar en la vida con orgullo...

Hijo, te miro avanzar en la vida con orgullo y admiración, pues todo lo que haces me llega al corazón.

Hijo mío, eres un orgullo...

Hijo mío, eres un orgullo, te lo digo y te lo repito para que crezcas sabiendo cuanto te amo y te valoro.

Hijo, puedo ver todo lo que te esfuerzas...

Hijo, puedo ver todo lo que te esfuerzas por ser mejor y eso es motivo de orgullo en mi corazón.

Hijo, la vida me regaló tu presencia...

Hijo, la vida me regaló tu presencia y además me recompensó con un orgullo infinito por ti.

Hijo, lucha por lo que crees...

Hijo, lucha por lo que crees, porque, aunque fracases en el intento, yo siempre sentiré orgullo por ti.

Desde que naciste supe...

Desde que naciste supe que me harías sentir un orgullo inigualable, hijo mío. Te quiero muchísimo.

Hijo, te encontrarás con varias situaciones...

Hijo, te encontrarás con varias situaciones en esta vida, y debes saber que el orgullo que tengo por ti te acompañará en todas.

Hijo, eres la persona más especial...

Hijo, eres la persona más especial de mi vida y llenas mi corazón de amor y orgullo.

Hijo, eres único...

Hijo, eres único, así como lo es también el orgullo que siento por ti.

La vida me dio al hijo...

La vida me dio al hijo más hermoso e inteligente que podía imaginar, ¡eres un orgullo!

Este orgullo tan grande...

Este orgullo tan grande que tengo es gracias a ti, mi hijo amado, pues siempre supe que tenerte era una bendición.

Todos tus esfuerzos tienen sus...

Todos tus esfuerzos tienen sus recompensas, hijo mío, y una de ellas es mi infinito orgullo por ti.

La vida que llevas es motivo de orgullo...

Hijo mío, la vida que llevas es motivo de orgullo, ¡tienes muchos motivos para estar contento contigo mismo!



Hijo, en un día pueden pasar...

Hijo, en un día pueden pasar muchas cosas, pero hay algo que no cambia nunca cuando voy a dormir, y es mi orgullo por ti.

Te miro y veo al niño más bueno...

Te miro y veo al niño más bueno y más cariñoso del planeta, ¡ y es que no imaginas el orgullo que siento por ti, hijo mío!

Hijo, cuando te sostuve entre mis brazos...

Hijo, cuando te sostuve entre mis brazos por primera vez sentí un orgullo infinito, que no se puede comparar con nada.

No hay nada que me genere tanto orgullo...

No hay nada que me genere tanto orgullo como tenerte, hijo mío.

Todos los días me despierto...

Todos los días me despierto y pienso, ¡que orgullo de hijo que tengo!

El orgullo de tenerte no se compara...

El orgullo de tenerte no se compara a nada más en esta vida, hijo.

El acontecimiento más importante...

El acontecimiento más importante de mi vida y que más me lleno de orgullo, fue tu nacimiento, hijo mío.