Reflexiones de la Vida

Confíe en que las grandes...

Confíe en que las grandes batallas, ¡son dadas a las personas de gran carácter!

A veces aquello que no podemos entender...

A veces aquello que no podemos entender, comienza a tener sentido con el paso del tiempo.

Ser feliz no significa...

Ser feliz no significa tener una vida perfecta, sino saber reconocer la belleza y el valor de todas las imperfecciones.

La inspiración de mi vida es...

La inspiración de mi vida es aprender a través de los pequeños detalles.

En la vida, no necesitamos grandes pertenencias...

En la vida, no necesitamos grandes pertenencias ni propiedades, pues en ocasiones, un gesto de amor o cariño vale mucho más que todo eso.

Cada aprendizaje de la vida...

Cada aprendizaje de la vida nos hace más sabios, y más capaces de afrontarla de manera correcta.

Cuando aprendemos a...

Cuando aprendemos a sonreírle a la vida, ¡nada ni nadie nos consigue robar la alegría de vivir!

La vida es...

La vida es una aventura que tenemos el privilegio de disfrutar.

Me di cuenta...

Me di cuenta que mi mayor motivación no son las cosas materiales, sino las personas a mi alrededor.

La vida es lo único...

La vida es lo único que nos acompaña durante toda nuestra existencia.

Le dejo a la vida que me sorprenda...

Le dejo a la vida que me sorprenda con las vivencias más bellas.



Vive la vida...

Vive la vida al máximo, y recuerda que lo mejor de ella son las experiencias.

Si te pones una meta...

Si te pones una meta por día y la cumples, verás que te sentirás aún más motivado durante la semana.

Préstale mucha atención...

Préstale mucha atención, pues la vida te lo enseña todo.

Cada persona que aparezca en tu vida...

Cada persona que aparezca en tu vida te aportará algo, aprende a quedarte con lo bueno y a aprender de lo malo.

El secreto de la vida...

El secreto de la vida está en hacer algo diferente todos los días y evitar la monotonía.

La vida no trata solo de alcanzar metas...

La vida, no trata
solamente de ir
alcanzando metas,
si no también de
disfrutar del camino
que nos llevará
hasta ellas.

La compasión hay que cultivarla...

La compasión hay que cultivarla porque cada persona siempre va a dar lo máximo que tiene.