Frases para Papá

No eres solo mi padre...

No eres solo mi padre, sino también mi amigo. Un amigo al que respeto y admiro. ¡Te quiero, papá!

Papá, te agradezco...

Papá, te agradezco toda tu valentía y tu sacrificio para hacerme llegar a donde estoy.

Papá, me enseñaste a...

Papá, me enseñaste a caminar y a tomar decisiones ¡Quien soy hoy te lo debo a ti! ¡Te amo!

Mi papá no tiene corona...

Mi papá no tiene corona, pero siempre será el rey de mi corazón.

Papá, gracias por enseñarme a valorar...

Papá, gracias por enseñarme a valorar todo aquello que tengo.

Papá, gracias por tus esfuerzos...

Papá, gracias por todos tus esfuerzos para que yo tenga una vida segura y llena de oportunidades.

Papá, siempre me diste todo...

Papá, siempre me diste todo y, si algún día me necesitas, no dudaré en dejarlo todo por ti.

Papá, me has enseñado a...

Papá, me has enseñado a tener los pies en la tierra pero también a soñar.

Papá es la herramienta...

Papá es la herramienta fundamental para que todo funcione correctamente en la casa.

Papá, lo que más quiero es seguir...

Papá, lo que más quiero es seguir tus pasos, pues eres aquello en lo que deseo convertirme.

Gracias por ser...

Papá, gracias por ser mi fuerza cuando estoy débil y mi guía cuando no encuentro la salida.

Papá me enseñó a...

Papá me enseñó a ser un campeón, incluso cuando yo no gané.

Eres el papá...

¡Eres el papá más genial que conozco! ¡Y yo tuve la suerte de tenerte!

Papá, eres el mejor...

Papá, eres el mejor consejero y guardián de secretos que la vida me pudo dar.

Eres mi mayor ejemplo...

Eres mi mayor ejemplo, te admiro y espero seguir tus grandes huellas, papá.

Tú me das la seguridad que necesito...

Papá, gracias por darme la seguridad que necesito en los momentos en que siento incertidumbre.

Con su apoyo incondicional...

Con su apoyo incondicional, mi papá siempre me ayudó a brillar.

Todavía no he conocido a nadie...

Todavía no he conocido a nadie que de abrazos tan reconfortantes como los tuyos, papá.

Mi referente en la vida...

Mi referente en esta vida eres tú, papá, y no hay nada que desee más que parecerme a ti.

Eres tú quien me da...

Papá, eres tú quien me da los mejores consejos, ¡gracias por ayudarme a crecer!