Frases de Aliento

Busca el aliento en los...

Busca el aliento en los
pequeños detalles de la vida,
como la belleza de un pájaro
volando, o el sonido del agua
en la naturaleza.

No te impacientes...

No te impacientes ni te
desesperes, date tiempo
para recuperar el aliento
y volver a comenzar, o
simplemente, para
continuar.

Tengo un objetivo muy claro...

Tengo un objetivo muy claro,
y por mucho que tenga días
en que me falte el aliento,
sacaré fuerzas de donde
sea para poder alcanzarlo.

El hecho de que te hayas...

El hecho de que te hayas
quedado sin aliento no
quiere decir que no tengas
las fuerzas necesarias
para continuar.

A veces todo en la vida...

A veces todo en la vida
va tan deprisa, y tenemos
que hacer tantas cosas,
que parece que no podemos
pararnos ni para tomar aliento.

No dudes en apoyarte...

No dudes en apoyarte
en aquellos que te aman,
pues están ahí para
darte aliento.

No desesperes...

¡No desesperes! En el camino encontrarás la solución a tus problemas, y si aún no la encontraste, debes seguir caminando.

A veces los problemas...

A veces los problemas
nos parecen gigantes,
pero siempre tendremos
a alguien que nos dará
fuerzas para continuar.

En ocasiones, no vale la pena forzar

En ocasiones,
no vale la pena forzar,
y lo mejor es
pararse, descansar y pensar,
para después ver todo
con mayor claridad.

Tómate con calma las decisiones...

Tómate con calma
las decisiones más difíciles,
y no dudes en ir
a por lo que tienes claro.

Mantén tu mirada en el horizonte...

Mantén tu mirada
en el horizonte, así
podrás ver lo lejos
que consigues llegar.

Mantente firme y no desesperes...

Mantente firme
y no desesperes,
pues la meta está
mucho más cerca
de lo que piensas.

No pierdas el tiempo con...

No pierdas el tiempo con
lo que no te interesa,
así podrás guardas tus
fuerzas para aquello que
realmente merece la pena.

Sea como sea...

Sea como sea, la vida te traerá
sorpresas buenas, y a veces,
que no pase lo que querías
que ocurriese, es lo mejor
que podía pasarte.

Aún hay esperanza si...

Aún hay esperanza si
tienes el aire para respirar.

Tú me serviste de inspiración...

Tú me serviste de inspiración
cuando me sentí sin fuerzas,
piensa en esos momentos
y te acordarás de lo
que eres capaz.

Los momentos malos no...

Los momentos malos no
pueden durar eternamente,
hasta puede que duren mucho
menos tiempo que los buenos.

Ayúdate de las experiencias vividas...

Ayúdate de las experiencias vividas
para poder encarar otras nuevas,
y así, conseguir alcanzar
tus objetivos más fácilmente.

Caí, no una, sino varias...

Caí, no una,
sino varias veces,
pero aún me mantengo aquí,
luchando hasta el fin.

Puede que un día amanezca nublado...

Puede que un día
amanezca nublado,
pero no olvides
que al siguiente
puede salir el sol.