Indirectas para mi Ex

Me pediste tiempo...

Me pediste tiempo, y te lo agradezco porque me sirvió para darme cuenta de que hay vida más allá de ti.

Amar va mucho más allá...

Amar va mucho más allá de solo decirlo, demostrarlo a veces hace un gran diferencia entre lo que dices y lo que sientes.

Aprendí que la soledad...

Aprendí que la soledad se puede convertir en una aliada para enfrentar tus mentiras.

Dejé de ser yo...

Dejé de ser yo por hacerte feliz, pero eso se acaba hoy porque yo no sé mentir.

El amor es algo...

El amor es algo tan frágil como un cristal, y lastimosamente no se puede recuperar una vez roto.

Escuché tantas promesas...

Escuché tantas promesas falsas que acabé pensando que mi vida era una mentira.

Me diste momentos hermosos...

Me diste momentos hermosos que nunca olvidaré, pero ahora cada uno de nosotros debía seguir su propio camino.

Siempre estuve presente...

Siempre estuve presente a tu lado y nunca te enteraste de lo mucho que me hacías daño.

No me importa a quien...

No me importa a quien tengas ahora, lo único que me interesa es saber que yo estoy bien.

Te enfocaste tanto...

Te enfocaste tanto en ti que me perdiste y ni cuenta te diste.

Pensé que me había enamorado...

Pensé que me había enamorado de ti, pero cuando te conocí bien, me di cuenta de que no eras para mi.

Ahora me doy cuenta...

Ahora me doy cuenta que tu eras mi limitante, y que ahora sin ti puedo seguir sin parar.

Algunas veces es difícil...

Algunas veces es difícil observar lo que otra persona está dispuesta a hacer por ti a cambio de nada.



No sé porque querías...

No sé porque querías seguir junto a mi, si los dos sabíamos que nuestra historia había llegado a su fin hacía tiempo.

Gracias por enseñarme a descubrir...

Gracias por enseñarme a descubrir que tipo de personas no me hacen bien en la vida.

Traté de olvidarte...

Traté de olvidarte, y mi sorpresa fue que lo conseguí sin problemas.

Te creías diferente...

Te creías diferente pero acabaste por ser igual a los demás.

Me amaste pero también...

Me amaste, pero también me traicionaste, y no podré olvidar ninguna de las dos cosas.

Sé que tu amor era real...

Sé que tu amor era real, pero hemos cambiado mucho los dos, tenemos que asumirlo y continuar.

Gracias por enseñarme que...

Gracias por enseñarme que, en esta vida, nadie es imprescindible.