Frases Motivadoras y de Motivación Personal

Nunca me rendiré ante la adversidad...

Nunca me rendiré ante la adversidad pues sé que tengo fuerzas para pelear hasta el final.

Los obstáculos...

Los obstáculos nos hacen más fuertes, más expertos y mucho más valientes.

Comienza por...

Comienza por escalar un árbol, luego una montaña y ¿Por qué no? ¡Un rascacielos!

No desistas...

¡No desistas! ¡Estás a algunos pasos de llegar a la meta!

Si te detienes que sea solo para...

Si te detienes que sea solo para reponer fuerzas y continuar hasta alcanzar tus metas.

Sé que puedes conseguirlo...

Sé que puedes conseguirlo,
pero no dejes de lado la
constancia y el esfuerzo,
pues el éxito no llegará solo.

Inténtalo hasta que...

Inténtalo hasta que
puedas decir que
lo has conseguido.

La presión...

La presión siempre saca lo mejor de ti en el momento que menos esperas.

Establece una meta y no dudes...

Establece una meta y no dudes en ir hacia ella, pues si te mantienes enfocado, podrás alcanzar todo aquello que te propongas.

Plantéate un objetivo...

Plantéate un objetivo, sueña con él, pero sobretodo, ve a por él, ¡porque tú puedes!

En ocasiones necesitas...

En ocasiones necesitas
dejar atrás lo que has sido
para poder comenzar el
camino hacia lo que serás.

Es momento de que...

Es momento de que te levantes y luches por aquello que hace brillar tus ojos.

Es mejor equivocarte...

Es mejor equivocarte y aprender a quedarte pensando que hubiese pasado si lo intentabas.

Si de competición se trata...

Si de competición se trata, no hay mejor rival que tú mismo.

Intenta acercarte...

Intenta acercarte cada vez más a la persona que quieres ser mañana.

Si crees en ti...

Si crees en ti ya tienes la mitad del trabajo hecho.

Si te apasiona...

Si te apasiona, entonces ¿Qué esperas para comenzar a hacerlo?

Lo más probable es que...

Lo más probable es que
nadie te pregunté cuanto
tardaste en conseguirlo,
¡si no que se darán cuenta
de que has podido!

Descansa con todos tus sueños...

Descansa con todos tus sueños en mente, y levántate con la motivación para hacerlos realidad. ¡Buenos días, amiga!

Lo maravilloso que será...

Lo maravilloso que será
este miércoles, ¡Lo decides tú!
Solo depende de la motivación
que tengas.