Frases Románticas

Mi amor, es una bendición...

Mi amor, es una bendición tenerte y será un placer conservarte por el resto de mi vida.

Es increíble pensar...

Es increíble pensar que mientras más tiempo pasa, más me enamoro de ti. ¡Te amo, novia!

Me voy a encargar de...

Me voy a encargar de ver esa sonrisa cada día, y de que seas feliz eternamente. ¡Te amo!

Eres todo lo que...

Eres todo lo que alguna vez imaginé y más. ¡Te amo, novia!

Pueden estar atacándome pero...

Pueden estar atacándome pero con tu abrazo siento una barrera impenetrable.

Simplemente cerré y volví...

Simplemente cerré y volví
a abrir los ojos, y en ese
momento, ya comencé a
sentir un gran amor por ti.

No sé si fue tu mirada...

No sé si fue tu mirada o tu forma de ser, pero me enamoré perdidamente de ti.

Quiero seguir...

Quiero seguir conociéndote hasta el fin de los tiempos.

Dame tu mano...

Dame tu mano
y acompáñame
a hacer todos
nuestros sueños
realidad.

Sabes que es un amor...

Sabes que es un
amor verdadero
cuando solo al
recordarlo, se te
acelera el corazón.

Amor, tenerte cerca es...

Amor, tenerte cerca es
poder sentir la paz y
la bondad de tu corazón.

Decidí compartir mi vida...

Decidí compartir
mi vida contigo, es por esa
razón que no logro sacarte
de mis pensamientos.

Bastó que nuestras miradas...

Bastó que
nuestras miradas
se cruzasen para
sentir lo que es
verdaderamente
el amor.

Cuando te vi...

Cuando te vi,
entendí todo aquello
que me habían contado
sobre el amor.

El único regalo que...

El único regalo que
quiero que me traiga
Santa Claus este año,
es que pueda seguir mirando
tu sonrisa toda la vida.

Cuando estoy contigo me gustaría...

Cuando estoy contigo me
gustaría que se parase el tiempo.

Si mi mano...

Si mi mano esta junto a
la tuya, no necesito nada
más para ser feliz.

Cada minuto que...

Cada minuto que
vivo a tu lado es
único y especial,
¡te amo!

Mi momento más feliz...

¡Mi momento más feliz del
día es cuando por fin te veo!

Cuando te vi, mi corazón...

Cuando te vi, mi corazón
lo tuvo muy claro,
y se puso a latir locamente…
Después me enamoré de ti.