Frases de Desilusión

La tristeza puede derrumbarte...

La tristeza puede derrumbarte, pero solo tú puedes levantarte.

No permitas que la tristeza...

No permitas que la tristeza de un día te haga olvidar la alegría de los otros.

A veces las lágrimas...

A veces las lágrimas son el mejor remedio para curar la tristeza.

Después de pensar que te conocía...

Después de pensar que te conocía, solo me quedó un gran vacío y mucha desilusión.

No hay nada más doloroso que...

No hay nada más doloroso que la desilusión provocada por alguien a quien queremos.

En un abrir y cerrar de ojos...

En un abrir y cerrar de ojos todo se fue y solo quedó una gran desilusión en mi corazón.

Lo único que resultó...

Lo único que resultó de tu falta de interés fue mi profunda desilusión.

Cuando llegaste...

Cuando llegaste todo era alegrías, y ahora que te fuiste solo me quedó la desilusión.

No supe como pedir ayuda...

No supe como pedir ayuda, y ahora el dolor y la tristeza han inundado mis días.

No necesito que me aconsejes...

No necesito que me aconsejes, necesito que me abraces mientras pasa esta tormenta.

Estoy permitiéndome llorar...

Estoy permitiéndome llorar y ser humana, aunque sea por un momento.

Los golpes más fuertes...

Los golpes más fuertes acaban por llevar consigo los mayores aprendizajes.

En ocasiones debemos permitirnos...

En ocasiones debemos permitirnos caer para acabar con el dolor y, a partir de ahí, poder seguir adelante.

Lo más triste...

Lo más triste de nuestra historia es no saber porque acabó.

Gracias a la desilusión...

Gracias a la desilusión, aprendí que mi corazón es solo para mí.

El amor está lleno de...

El amor está lleno de magia y cura hasta el más triste de los días.

El helado y el chocolate...

El helado y el chocolate son los mejores amigos de todas las tristezas.

Gracias por enseñarme...

Gracias por enseñarme de forma práctica lo que significa la desilusión.

Es preferible...

Es preferible valorar lo que tenemos que esperar por lo que no sabemos.

Mamá, gracias por...

Mamá, gracias por siempre estar ahí, darme valor para emprender caminos nuevos y abrazarme cuando me siento triste.