Frases de Dolor

No confíes en nadie...

No confíes en nadie a la primera y te ahorrarás mucho dolor.

Ya no quiero sufrir más...

Ya no quiero sufrir más por eso me cuesta tener sentimientos por alguien.

Las personas deberían...

Las personas deberían pensar dos veces antes de hacer sentir tanto dolor.

Hay verdades que duelen...

Hay verdades que duelen y que se clavan en uno como espadas.

Los dolores se curan...

Los dolores se curan, pero nunca completamente.

Si mi dolor fuera fuego...

Si mi dolor fuera fuego ya hubiera arrasado un bosque entero.

Dicen que el dolor te hace...

Dicen que el dolor te hace crecer, pues yo prefiero no sufrir y quedarme como estoy.

Qué dolor tan grande...

Qué dolor tan grande saber que te tuve por tan poco tiempo junto a mi.

Hay dolores extremadamente fuertes...

Hay dolores extremadamente fuertes, y este es uno de esos que llega al alma.

Cuando sientas dolor piensa...

Cuando sientas dolor piensa en mi, y habla conmigo, estoy aquí para ayudarte a curar tus heridas.

Perder a alguien a...

Perder a alguien a quien querías produce un dolor que puede ser difícil de calmar.

Nadie puede acostumbrarse...

Nadie puede acostumbrarse al dolor, puedes aprender a convivir con él, pero si es intenso, siempre estará ahí.

Hay cosas que me dices...

Hay cosas que me dices que me hacen sentir una puntada de dolor en el corazón.

Sé que el dolor que siento...

Sé que el dolor que siento hoy solo acabará cuando pueda olvidarme de ti.

El dolor se pasa mejor...

El dolor se pasa mejor si tienes a quien te quiere y te apoya cerca.

A veces el dolor...

A veces el dolor no desaparece, sino que aprendes a ignorarlo.

Lo que soy ahora se debe...

Lo que soy ahora se debe a las alegrías que viví, pero también a los momentos difíciles y de dolor.

El peor dolor es aquel...

El peor dolor es aquel que viene de quien confías y amas.

Si el dolor que siento...

Si el dolor que siento hoy ocupará espacio, ocuparía el mundo entero.

Nunca me habían hecho tanto...

Nunca me habían hecho tanto daño como tú, ¡eras la persona de la que menos lo esperaba!