Frases de Dolor

No confíes en nadie...

No confíes en nadie a la primera y te ahorrarás mucho dolor.

Hay verdades que duelen...

Hay verdades que duelen y que se clavan en uno como espadas.

Prefiero escuchar la verdad...

Prefiero escuchar la verdad, aunque duela, que vivir en el engaño y después darme cuenta.

Nadie puede acostumbrarse...

Nadie puede acostumbrarse al dolor, puedes aprender a convivir con él, pero si es intenso, siempre estará ahí.

Ya no quiero sufrir más...

Ya no quiero sufrir más por eso me cuesta tener sentimientos por alguien.

Perder a alguien a...

Perder a alguien a quien querías produce un dolor que puede ser difícil de calmar.

Si el dolor que siento...

Si el dolor que siento hoy ocupará espacio, ocuparía el mundo entero.

El dolor superó al amor...

El dolor superó al amor y tuve que alejarme de ti.

Nunca me habían hecho tanto...

Nunca me habían hecho tanto daño como tú, ¡eras la persona de la que menos lo esperaba!

Qué dolor tan grande...

Qué dolor tan grande saber que te tuve por tan poco tiempo junto a mi.

No me harías tanto...

No me harías tanto daño si pudieras sentir el dolor que siento yo.

Hay dolores terribles...

Hay dolores terribles de esos en los que nadie te hace sonreír durante algún tiempo.

Lo que soy ahora se debe...

Lo que soy ahora se debe a las alegrías que viví, pero también a los momentos difíciles y de dolor.



No existen los medicamentos...

No existen los medicamentos cuando el dolor viene del alma.

Hay personas que vienen...

Hay personas que vienen a tu vida solo para hacerte conocer el dolor.

Hay cosas que me dices...

Hay cosas que me dices que me hacen sentir una puntada de dolor en el corazón.

El dolor te enseña a reconocer...

El dolor te enseña a reconocer porque caminos no debes volver a caminar.

Me dejaste con mi dolor...

Me dejaste con mi dolor y te alejaste, pero aún así, sé que saldré adelante.

Dicen que el dolor te hace...

Dicen que el dolor te hace crecer, pues yo prefiero no sufrir y quedarme como estoy.

Hay dolores extremadamente fuertes...

Hay dolores extremadamente fuertes, y este es uno de esos que llega al alma.