Frases para Niños

Los niños nos dan...

Los niños nos dan
energía, nos ceden su
imaginación, ¡y a su lado
todo parece ser posible!

De los niños siempre...

De los niños siempre
se aprende algo,
¡lo único que necesitas
es escucharlos!

Los niños son muy...

Los niños son muy
generosos y su felicidad
es contagiosa.

Admiro a los niños...

Admiro a los niños,
tan pequeños, con
tantas ideas y con
un mundo propio
tan particular.

Todos los niños tienen...

Todos los niños tienen
algo que les hace
maravillosos y especiales.

Ojalá todos los niños...

Ojalá todos los niños
disfrutasen de sus
plenos derechos.

Debemos ser más...

Debemos ser más como
los niños, sinceros, cariñosos
y dispuestos a ayudar.

No hay nada más...

No hay nada más
bello que la risa
de los niños.

Me maravilla la curiosidad...

Me maravilla la curiosidad
y las ganas de aprender
de los niños, y por eso,
intento parecerme a ellos.

Nadie sabe descubrir...

Nadie sabe descubrir
la alegría de cada minuto
mejor que los niños.

Escuchar más a los...

Escuchar más a los
niños es algo muy
bueno que todos los
adultos deberían hacer.

Si aprendiéramos más de...

Si aprendiéramos más de
los niños, los adultos seríamos
más libres y más felices.

Ojalá tuviésemos el...

Ojalá tuviésemos el
valor como adultos
para ser tan sinceros
como los niños.



Mirar con los ojos de...

Mirar con los ojos de
un niño es descubrir
todo lo bueno de la vida.

La infancia es el mejor...

La infancia es el mejor
momento de la vida, no
hay preocupaciones,
solo ganas de jugar.

Nunca olvides al niño que...

Nunca olvides al niño que
llevas dentro cuando necesites
enfréntate a la vida.

La honestidad de un niño...

La honestidad de un niño
es inmensa, ¡hagamos
porque nunca desaparezca!

La niñez es la etapa...

La niñez es la etapa más
creativa e inolvidable de
cualquier persona.

En la infancia tenemos...

En la infancia tenemos
una gran creatividad, y
a veces me pregunto…
al crecer, ¿dónde va a parar?

De chiquito quería crecer...

De chiquito quería crecer
y ahora solo pienso en
lo bueno que era ser un niño.