124 Frases Positivas para Vivir con Optimismo

Puede que en la vida tengas...

Puede que en la vida tengas que amoldarte a diferentes situaciones, pero no dejes nunca que estás cambien tu esencia.

Recuerda que...

Recuerda que tienes que dar un paso a la vez, pero siempre hacia adelante.

Encara la vida...

Encara la vida y alégrate por tener la oportunidad de vivir un día más.

 

Seamos como los caballos...

Seamos como los caballos y saltemos los obstáculos.

Elige tu camino con sabiduría pero...

Elige tu camino con sabiduría pero escucha también a tu corazón.

La presión...

La presión siempre saca lo mejor de ti en el momento que menos esperas.

Mantener siempre la cabeza...

Mantener siempre la cabeza erguida es el secreto de los vencedores.

En la vida se aprende de todo...

En la vida se aprende de todo, y cuando comentemos errores aún más.

Hasta en la peor de las...

Hasta en la peor de las situaciones encontrarás la fuerza que necesitas para seguir adelante.

Siempre es un buen...

Siempre es un buen momento para dar lo mejor de ti mismo.

Cuando estoy pasando...

Cuando estoy pasando por un mal momento, me recuerdo que es temporal para motivarme y continuar.

En la vida es necesario...

En la vida es necesario tener tres cosas: salud, paciencia y amor.

Ante cualquier adversidad...

Ante cualquier adversidad no hay nada mejor que pensar que un nuevo día con otras oportunidades llegará.



Di lo que sientes...

Di lo que sientes, vive tal y como crees, agradece y disfruta, la vida es solo una.

No pienses que es tarde...

No pienses que es tarde, si lo estás haciendo ahora es porque ahora es el momento.

Cuando pienso...

Cuando pienso que todo esta mal, me recuerdo de las muchas batallas ganadas.

Mira hacia atrás...

Mira hacia atrás, ¿Estas mejor? Entonces sigue adelante.

No pongas tus planes...

No pongas tus planes en pausa por algún inconveniente, ¡Busca otra forma de hacerlos realidad!

Si crees en ti...

Si crees en ti ya tienes la mitad del trabajo hecho.

Tener un día triste no es malo...

Tener un día triste no es malo, te hace crecer y aprender que hacer para que el siguiente sea alegre.