Frases para Bebés

Los bebés son ángeles...

Los bebés son ángeles
que Dios nos manda
para guiar y enseñar.

Los bebés son la alegría...

Los bebés son la alegría
de la vida, y solo con una
sonrisa pueden darnos
felicidad para todo el día.

Un bebé dormido...

Un bebé dormido,
transmite una gran paz,
y solo con mirarlo podemos
sentir su tranquilidad.

Los bebés vienen...

Los bebés vienen para
hacernos la vida más feliz,
y nos llenan de ilusiones.

Un bebé tiene todo...

Un bebé tiene todo
por aprender, por
descubrir y por conocer.

Si tienes un bebé sabrás...

Si tienes un bebé sabrás
que, que sea de noche no
significa que sea el
momento de ir a dormir.

Los bebés son unos...

Los bebés son unos
entusiastas, si algo les
gusta lo quieren ver…
¡una y mil veces!

Los bebés tienen una...

Los bebés tienen una
mirada transparente,
pues aún no conocen
la traición y la mentira.

Cuando un bebé llega...

Cuando un bebé llega,
 toda la ternura se
concentra en esa personita.

No hay nada más tierno...

No hay nada más tierno
y más hermoso que
un bebé recién nacido.

Cuando comienzan a...

Cuando comienzan a
caminar, los bebés no
tienen ningún miedo,
son los más valientes y
hay que andar con mil ojos.

Hija todavía eres un bebé...

Hija, todavía eres un bebé,
pero poco a poco te darás
cuenta de cuanto te adoro,
y de que para mi eres
lo más importante.

Lo más hermoso que...

Lo más hermoso que
ya miré es la carita de
un bebé llena de emoción
cuando está alegre.

Qué buena vida la...

Qué buena vida la
de los bebés,
¡dormir y comer!

Las carcajadas...

Las carcajadas de un bebé
son algo imposible de olvidar.

No hay nada que iguale...

No hay nada que iguale
la sonrisa de un bebé,
ni nada más alegre que
su mirada ante la vida.

Puede parecer que no...

Puede parecer que no,
pero son muchas las
cosas que pasan por
la mente de un bebé.

Todo es importante para...

Todo es importante para
los bebés, pues están
en constante aprendizaje.

No hay nadie que...

No hay nadie que
se resista a la sonrisa
de un bebé, ¡es mágica!

Nada se compara a la...

Nada se compara
a la generosidad
de los bebés.